Si me tendieses

Si me tendieses de nuevo una trampa, volvería a caer. Me tiraría de cabeza, como un jabalí herido, con el corazón por delante como un corredor de carreras intoxicado de colacao. Quiero volver a ti, a deshojar, a rubato, los pétalos de la flor que no cambia y a ver brillar el color que más... Leer más →

Nada que contar

No hay nada que contar. Me gustaría poder poner bonitos estos versos de mierda, vestirlos y pintarlos, ponerles cara, que salgan de fiesta y se pavoneen; ojalá incluso ponerles nombres y apellidos, escribir para alguien bueno, ser alguien bueno. Hacer de estos versos verano, un rayo de luz entrando por la ventana, motas de polvo... Leer más →

Durante la Ejecución

Trom, trom, resuenan los tambores que acompasan la marcha y quiebran de la mañana los albores. De seguido, con pausa, las trompetas recuerdan historias épicas, que lanzan notas afiladas como saetas. A lo lejos, muy sutiles, los violines cambian el ritmo y tornan la procesión en fúnebre y tu interpretación en libre. Mientras, al piano... Leer más →

Arrubatada sonatina

Allí, desnuditos los dos, compartíamos eso que algunos, entre sudor, fluidos y gemidos, placer consideramos.   “Ahora, con rubato”, murmuraste cuando al de allí arriba mencioné pues un pellizco me habías dado.   “¿Qué toque a rebato?”, confuso me pregunté pues importancia nada tiene en los asuntos de vagina y pene.   Pero, pues satisfacer... Leer más →

Partimos de un punto

Partimos de un punto, empezando el camino; Definido por dos puntos, la recta que seguimos.   De tres puntos un plano. Un folio en blanco Y en tu mente todo un mundo para llenar los planos, las rectas y los puntos   Para empezar y acabar con la vida, viajar en el tiempo en tu... Leer más →

Comparecen mil oídos

Comparecen mil oídos en el auditorio de tu alma. Sonrientes, centrados o abstraídos, escuchan las tres notas del inicio.   Repiten con calma melodías que conocen: crecendos, mezzofortes y picados, saltos de octava, disonancias y segundas aumentadas.   Pero aún no reconocen la nota que sostiene un preludio a resolver.   Rueda y rueda sube y... Leer más →

Tempo rubato

Vivimos en un siglo rubato, las gentes solo corren, las mentes son de barro Las horas que barren, los silencios que tiemblan, pasan cansados como almas en pena   Vivimos en un siglo rubato los segundos que corren, las vidas que vuelan   POEMA: @pleonbad FOTO: Photo by Emre Karataş on Unsplash

Uno, dos, tres, cuatro

Uno, dos, tres, cuatro. El violín toca pausado. La tarde es tranquila aunque yo piense lo contrario. El viento golpea suavemente las ventanas. La melodía me recuerda tanto a todo que vuelvo a caer en la añoranza. Sé que no es casualidad, porque nadie es capaz de tenerlo todo controlado.   El tempo está cambiando,... Leer más →

Rubato en amores

Tú, con tu sonrisa lejana y esos ojos color claro siniestro. Tú, con tu belleza única y desconocida para nuestro tiempo. Tú, que me dejas verte como eres y no como entiendo. Tú, que antes de ti era un yo que quería seguir siendo. A ti. Vete de mi mente. No ya ahora, sino antes... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑