Cuando la sinfonía empieza

Cuando la sinfonía empieza, no puedo evitar cerrar los ojos. Noto cómo los instrumentos besan mi alma en cada compás. Entonces la miro a ella, con su violín en la mano. Lo toca con delicadeza, llena de pasión y dulzura. Era como si brillara con cada nota que da. ¡Oh! Dulce concertina, ¿cómo tocas algo... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑