Hurry up please

Hurry up please, it’s time– For what? For whom? The flowers sing inside the cage– It’s time – I’m late – For what? For whom? People walk out – I hear the messages come in My tea is cold, so am I, They speak tonight and say goodbye All the while all I hear is... Leer más →

Dale tiempo a los miedos

Dale tiempo a los miedos, las manecillas seguirán girando y se acostumbrarán al vértigo, como hiciste tú hace dos años. El reloj marca las tres desde hace meses cuando el día del sueño se convirtió en una pesadilla que se repite cada noche cuando solo queremos tenernos y nos damos con una pared que nos... Leer más →

Tres momentos

XI   Una vez aquí, la brisa me vuelve a golpear y siento la ligera suavidez de tu despertar. XXI Me clavas como la lava al salir del estallido de un volcán. Embrujada en ti al tocar tu mar.   XXXI   Espero a que toquemos las estrellas fluyendo en una armonía que acaba de... Leer más →

No me digas que

No me digas que el tiempo no se toca. No me digas que el transcurrir es relativo, que ser auténtico no se valora como se valoran los momentos vividos.   Que todo es un sinsentido. Que nada vale. Que quien respira roba aire. Que quien vive es fugitivo. Que tú solo eres si es conmigo... Leer más →

La hora de la verdad

tic tac   tran tran   tic tac din don   tic tac cha cha cha   ¿cha?   tic tac toc toc Guillermo de Vicente Ilustración: Made in Japan Tinta china sobre papel de arroz Original de Guillermo de Vicente  

No espera

En mi interior, traicionera esencia crepitaba en mil trabas. Desde que se marchó repicaba ese punzón. Hallé errantes tretas de conocerme, fielmente hacinadas en ascuas y carbón. Y aún así ayuné con ansias día a día, y esperé la libertad deliberada, guardada en fuerte caja, conjurada en abismos de distancia y lejanía. Era hora de... Leer más →

¿Aguna vez te ha pesado el tiempo?

¿Aguna vez te ha pesado el tiempo?   Llegamos al mundo, nos aseguran que podemos: ganar, perder, malgastar, matar el tiempo.   Pobre, idea tomada demasiado en serio, idea que quiere jugar, idea que manipulamos y que algún día se cansará.   Me pregunté: ¿prefiero un tiempo lento y pesado o rápido y leve? Entonces... Leer más →

Son las doce en el viejo reloj de oro

Son las doce en el viejo reloj de oro. Vestida de gala y ornato, se pavonea entre bailes la alta sociedad. Purpurina, lentejuelas, plumas; Oh la lá!, si levantan las piernas las chicas del cabaret. Risas, champán, amor, qué bien, mon dieu. La noche es joven, y nosotros, también. Son las seis en el viejo... Leer más →

¡Qué rápido ha pasado todo!

¡Qué rápido ha pasado todo! Un suspiro, fugaz, delicado, una breve ráfaga de momentos, urgencias y desencuentros. Y todo, ¿ha servido de algo? Se pregunta el individuo mientras sigue corriendo el reloj en la triunfal marcha hacia la parca.   El tiempo nos adelanta, paso a paso, imperturbable, cual provecto pensador jubilado, ajeno a nuestras... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑