Éxtasis inmisericorde

Recuerdo los viajes a Galicia en coche. Mi hermano fingiendo dormir mientras mi madre miraba por la ventana, entretenida por el paisaje de la árida meseta castellana. Papá apretando la boca, conteniendo los resoplidos; cuando ponía el intermitente movía las aletas de la nariz hasta que conseguía situarse en el carril correcto. Yo, me miraba... Leer más →

Miradas que no curan

Niñas con restos de carmín en los labios. Zapatos que chocan con otros, rodillas enclenques y faldas a medio muslo.  Cuellos de camisa mal vueltos, una calada ahogada de un piti robado. El primer desamor, el sabor salado a mar, el primer chupito de tequila con limón. Las primeras noches que se convierten en madrugadas.... Leer más →

Madrugada

Madrugada, me doy un baño en Internet. Busco maneras de seguir una rutina que no acabe matándome, pues en mi trabajo paso horas sentado frente a la pantalla. Julian7638 dice que lo mejor es dar un buen paseo, ni le conozco y le creo. Técnicas de pomodoro, descansos y plannings, deporte, dieta... lo mismo. Acabé... Leer más →

Soy la reina de los hipócritas

Soy la reina de los hipócritas. Leo el horóscopo en periódico todos los domingos, doy consejos de psicoanalista barata a mis conocidos, una maestra de lo genérico.  “Se avecinan cambios”, “estás pasando por un momento difícil pero tranquilo que amainará la tormenta”, “nuevos horizontes se abrirán”.  Hay puentes que no me atrevo a cruzar, no... Leer más →

No quiero

¡No quiero! María frunce los labios e hincha los mofletes. Contiene la respiración hasta que se le saltan las lágrimas y cuando va a pegar una bocanada de aire gira la cabeza para que no le meta la cucharada de puré en la boca. Miro el plato de comida resignada. Yo tampoco quiero. Dejo la... Leer más →

Un sueño

Me desperté aturdido por un mal sueño y cuando lo quise pensar, se escapó. Me pasa a menudo, sueños que, al segundo siguiente de abrir los ojos, se convierten en humo. Zumo de naranja recién exprimido, vuelan las tostadas, la mantequilla se desliza, la leche fría envuelve a los polvos del colacao un día más.... Leer más →

Eclipse de voluntad

Una vez lo tuve todo. La quería. Ella a mí. Todo lo perdí. Mi culpa. Eclipse de voluntad. Fui un necio. Ella se fue de vacaciones. Solo, aislado, se cruzó OTRA en mi camino (¡qué triste es caer en un tópico tan manido!). Me dejé llevar por la situación. Por supuesto, le eché la culpa... Leer más →

Llegaste durante el primer eclipse

Llegaste durante el primer eclipse. Desde ese momento todos te mirábamos. Los pájaros revoloteaban a tu alrededor. Parecía no existir nada más. Rápido, in crescendo, la gente no podía hacer otra cosa, incluida yo.   Pero había alguien más, alguien que siempre había estado allí, aunque ahora nadie pudiera verle. Oculto, saludaba con la sonrisa... Leer más →

¿A quién quieres deslumbrar?

“¿A quién quieres deslumbrar?” Cierro Nubosidad variable y copio la frase en mi cuaderno de caligrafía. Estiro la b apoyando el pilot hacia la derecha, hincho el pecho. Contengo la respiración mientras escribo los signos de interrogación. He retomado la lectura tras mes y medio de sequía intelectual, el hastío de un verano precoz, una... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑