Llegas tarde pero yo ya no te espero

Llegas tarde pero yo ya no te espero. Voy a imaginar que bajas corriendo por la Gran Vía, desesperada y sin aliento, esperas llegar a tiempo, aunque sepas que ya me he ido.   La realidad es que te has despertado en la cama de otra y te has desperezado, La curva de tu cuello... Leer más →

Creo que por fin lo he entendido

Creo que por fin lo he entendido. A quien veneran los hombres grises que habitan está ciudad. Es una caricatura de las pelis de ciencia ficción del 2000, la tecnología sobrepasando la raza humana. Pequeños soldados invisibles y metálicos, peores que las plagas de ácaros en Bilbao gobiernan la ciudad con manecillas de hierro. Avanzando,... Leer más →

Remembranza

Oigo el sonido de los cláxones de fondo y miro al muñeco interrogante y en verde del semáforo que parpadea apremiándome a que elija. Recuerdo las palabras que me dijiste de pequeña; solo se pueden pisar las rayas blancas, el resto es lava. Por la calle Marqués de Urquijo, una niña busca baldosas amarillas y... Leer más →

Hoy no va a ser un buen día

Hoy no va a ser un buen día. Lo sé porque ayer se me acabó el tabaco y el gato de la vecina del quinto ha empezado a maullar a las 10 de la mañana; mal augurio. Normalmente se despierta más tarde. Además, tengo una resaca del copón, porque ayer Raquel me convenció para salir... Leer más →

Aquellas navidades las pasamos

Aquellas navidades las pasamos en París, bajo las luces de la capital bohemia emborrachándonos con Pinot Noir en el Gran Hotel y frecuentando los cosmopolitas cafés que estaban al lado de la universidad. O por lo menos, esas eran las escenas pintadas en las postales que nos mandó Raquel al piso en el pueblo de... Leer más →

Hombre Ana, qué coincidencia

"¡Hombre Ana, qué coincidencia!"- Se te iluminan los ojos nada más verme y me recuerdas a ese poema ridículamente empalagoso de Darío, el que habla de sonrisas tímidas y mares callados y azules. Serenos. Tranquilos. Realmente no es casualidad que nos hayamos visto, al fin y al cabo, has abierto la pastelería a 31 kilómetros... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑