Solo silencio

Ya noté hace tiempo el dolor de pecho y de hecho dejé una nota en la encimera para el individuo del futuro: “A quien lo quiera leer. Te va a hacer daño”. Lo mío nunca fue estar en el mundo real, sino imaginarme en otro sitio, sin limitación. Sabía que llegaría, pero duele insoportablemente más... Leer más →

No me digas que

No me digas que el tiempo no se toca. No me digas que el transcurrir es relativo, que ser auténtico no se valora como se valoran los momentos vividos.   Que todo es un sinsentido. Que nada vale. Que quien respira roba aire. Que quien vive es fugitivo. Que tú solo eres si es conmigo... Leer más →

Rubato en amores

Tú, con tu sonrisa lejana y esos ojos color claro siniestro. Tú, con tu belleza única y desconocida para nuestro tiempo. Tú, que me dejas verte como eres y no como entiendo. Tú, que antes de ti era un yo que quería seguir siendo. A ti. Vete de mi mente. No ya ahora, sino antes... Leer más →

La vida se presenta

La vida se presenta desde mi continua autodestrucción, como un conjunto de sonidos, cada uno con su son,  sin su sino y sin dolor. Parece que me hablan o que de ellos un mensaje saco yo. Y ante tal desbarajuste es el propio director no quien decide los ritmos de viento, cuerda y percusión, sino... Leer más →

A mis hermanos

En estos tiempos que corren entre tanto vástago de lupanar, adoptemos instintos felinos: no finjamos necesitarnos jamás. Si te requiero es verdad que verte quiero con el alma, que veas la mía, quizás. Que maullemos a los ojos del otro y no a la luna esquiva, ni a su reflejo irregular. Pues solo en aquellos... Leer más →

Solo estoy, solo me veo

Solo estoy, solo me veo. En soledad abro la boca y no hablo, pienso pensar en matices, que espero, mas no entiendo mi afán en sufrir por algo.   Libre, libre quiero ser de mí mismo. Lo mismo sería decir que me estanco en este ancho mundo, estrechándolo con mis manos pero sin dar un... Leer más →

Homenaje

¡Ah! ¿No es cierto, ángel de amor, que jamás lograré que seas mía, promesa incumplida de la poesía? Jamás. Y de nuevo, ¡qué ironía!, el nunca se repite conmigo y sin ti, celestial melodía.   Tarde me he dado cuenta. Callo, y a nadie le gusta aun estando como ausente. Delincuente soy, mas, ¿quién me... Leer más →

Bajo el humo de un tabaco

Bajo el humo de un tabaco que nubla su oscura mirada y la rodea cual corona de fango, sonríe usted, descolorida amada.   Sobre túneles de viento enfermizo, cloacas de esfuerzo y rutina yergue su cuerpo en granitos, metales, esperanzas y vida.   Los días de lluvia enamora y en las noches luce como nunca... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑