Lo que me inspira

El tiempo, últimamente, se me escapa de las manos y no hay forma humana de retenerlo. Excepto en el sueño, que por serlo se me hace llevadero (algunos incluso lo calificarían de placentero) las horas pasan lento, y rápido, y lento… En un juego que me atraganta cada dos por tres con su inconsistencia.  ... Leer más →

Ojalá amaine la lluvia

Ojalá parara de una vez esta lluvia. Querida amiga, hace meses que lloro y ha pasado tanto tiempo que del motivo ya no me acuerdo. Antes, al menos, permanecían en mi memoria razones por las que lamentarme; amargos desamores, injusticias injustificables.   Disfrutar de la tormenta que acalla las voces, ni eso me perdona la... Leer más →

UN VIAJE

Corro sin mucha atención hacia la gente que se arremolina en torno a las escaleras. Guiados por la duda de quien confía pero no sabe, llegamos cada uno a nuestro asiento. Ruido, movimiento. Miradas de indiferencia, ‘ese es mi sitio’, ‘disculpe’. Calma.   El cielo de la ciudad está alegre esta mañana. Azul con una... Leer más →

Triste día el de hoy

Triste día el de hoy, pues grita el jilguero de agonía porque de su voz no salen cantos de libertad y alegría. Por mis venas ya no corre la sangre que ayer teñía con su fuerza y su color mi fervor.   Puse mi voz y mi palabra al servicio de una causa superior. Pensé... Leer más →

Un suspiro con sabor a tierra húmeda

Un minuto más para las diez. Aún recuerdo el día en que me suplicaste que no fuera, que dejara al destino el trabajo de los dioses, que no me inmiscuyera en lo que a mí no me afectaba. Pero fui. Fui, y esa fue mi perdición.   Ahora, pálida como la piel de la luna,... Leer más →

Un comienzo suave y ligero

Un comienzo suave y ligero, como una pluma en el aire. Pasa desapercibido el zumbido del viento mientras las hojas del otoño ocre caen al suelo.   Paseo por las calles grises de la ciudad pensando si esta piel que llevo me corresponde. He cruzado el horizonte de mi niñez sólo para descubrir que sigo... Leer más →

Érase una vez

Érase una vez en tierras de nombre hace tiempo olvidado donde hadas y duendes habitan, un ser mágico de extraña naturaleza que duerme plácidamente bajo las estrellas.   En leyendas de antaño decían de él héroe, valiente caballero, vencedor de la señora muerte, que ganó así su corona como rey de poniente.   Mas los... Leer más →

Puedo pasear por este páramo desolado 

Puedo pasear por este páramo desolado y contaros mil y una historias.   Hablar, por ejemplo, de la naturaleza desordenada, vivaz y luchadora. Del olor a vida, de la sensación de vivo. Poder acariciar las hebras doradas del trigo y de la paja, que danzan alegremente con la brisa de la mañana.   De repente,... Leer más →

A veces el desierto de mi alma

A veces el desierto de mi alma se llena de vida en el reflejo de un río. Colmado de vida se muestra un recuerdo de un campo que alguna vez albergó la alegría.   Las largas primaveras con tulipanes y los hermosos otoños de granadas, fueron de pronto borrados por el invierno llenando de fría... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑