Ese monstruo de ojos amarillos

Ese monstruo de ojos amarillos que habita en mi baño. Me observa desde su oscuridad y desaparece con la luz.   Caminando por el pasillo con la mirada al frente, manos temblorosas, respiración pesada.   Evitando contacto alguno, sin darle a entender que soy una amenaza, sin suspirar, sin hablar, sin opinar, dejando de existir... Leer más →

Hace mucho tiempo sentí una vida

Hace mucho tiempo sentí una vida, diferente a la mía, era más frágil y efímera. A veces se intensificaba y su presencia inundaba los kilómetros que me separaban de ella, otras veces se hacía más tenue, casi imperceptible. Sabía que esa vida pertenecía a una personita ajetreada, podía oír su voz perfectamente y sentir lo que... Leer más →

Presentarme sin presentarme realmente

Presentarme sin presentarme realmente, sin una voz, un nombre o una cara de los que acordarse cuando escriba.   Y aun así, querer que cuando me lean me pongan una cara, me pongan un nombre y una voz. Que sepan desde el anonimato que son mis opiniones, que quiero dar mis pensamientos y mi imaginación... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑