Cuando la sinfonía empieza

Cuando la sinfonía empieza, no puedo evitar cerrar los ojos. Noto cómo los instrumentos besan mi alma en cada compás. Entonces la miro a ella, con su violín en la mano. Lo toca con delicadeza, llena de pasión y dulzura. Era como si brillara con cada nota que da. ¡Oh! Dulce concertina, ¿cómo tocas algo... Leer más →

La vida se presenta

La vida se presenta desde mi continua autodestrucción, como un conjunto de sonidos, cada uno con su son,  sin su sino y sin dolor. Parece que me hablan o que de ellos un mensaje saco yo. Y ante tal desbarajuste es el propio director no quien decide los ritmos de viento, cuerda y percusión, sino... Leer más →

Admiro cuando hueles en mis gestos

Admiro cuando hueles en mis gestos los amagos de ayuda y solo queda una sonrisa agradecida rebuscándote en los restos.   Es ese imperceptible cambio de tono, esa expresión característica que me alarma. Para preguntar lo mismo tenías mejores palabras, pero mejor ser preciso que cuidadoso. Ha cambiado el protocolo, el motivo de consulta ya... Leer más →

Tras la tercera copa

Tras la tercera copa, Jordi decidió que íbamos a coger los coches e irnos a la discoteca. Nadie se lo rebatió, y eso que aún era la 1:00am. Siempre había sido el primer ministro de aquel amorfo y flácido grupo de amigos, el único que acuñaba suficiente confianza con los doce como para dictaminar una... Leer más →

Sonata en A mayor

Sin duda desafina y molesta esto que como humanidad entendemos cuando, como supremos memos, queremos considerarnos colosal orquesta.   Al contrario que lo que dijo el gran poeta, no somos del material con el que se tejen los sueños, las ilusiones, los disparates, sino que en nuestra cerrazón la única meta es que sobrevivir, desbarrar... Leer más →

Cornetillas de fondo

Cornetillas de fondo anuncian la llegada de tu ida.   Y así fue, cómo un torbellino lleno de emociones captó cada movimiento de tu piel. Chocamos como dos platillos en mitad de una función.   Dimos el si bemol del concierto, cada gemido era una nota más saliendo de nuestra partitura. Este libreto se acaba... Leer más →

Mirar al cielo

Mirar el cielo de noche para tener un pensamiento, un relámpago, que prenda la cabeza de una cerilla. Mirar la luna engrandecida, que como una gota de agua, que no para de caer, te devuelve al mundo con su sonido. Mirar a las estrellas: están cantando. No, son de hecho una orquesta, que componen luz... Leer más →

Quién toca

¿Quién toca esta bella sinfonía, que da forma y color a la vida?   ¿Quién dirige aquella orquesta, que alterna dando rienda suelta a la jubilosa alegría y a la triste melancolía?   Que no pare esta melodía ni en la oscura noche ni en el radiante día   Pues al final de este momento... Leer más →

Tú, que eres héroe y villano

Tú, que eres héroe y villano a partes iguales... Mi mayor rival y enemigo, ambos unidos por lazos fraternales. Lástima por quien no tiene quien le acompañe... Porque nunca sabrá lo que es tener apoyos incondicionales para todos aquellos males que nos invaden. @raudo25 Foto: ídem

Blog de WordPress.com.

Subir ↑