Ayer decías que la apariencia no importaba

Ayer decías que la apariencia no importaba,

que lo esencial era la verdad, ir de frente,

que entre tanta mentira de la gente

lo que importaba era serle fiel

a lo que tu auténtica esencia conformaba.

 

Ayer decías que la apariencia no importaba,

que eras tú y solo tú antes los demás,

que entre tantos bulos y rumores

tan solo tú, tus palabras y valores

al mundo lo auténtico y pleno mostrabais.

 

Hoy sobre un palacio de apariencias

has construido una lujosa existencia;

hoy sobre el más mimado postureo

has construido tu palacio de ensueño,

colosal compendio de medias verdades

y mentiras podridas.

 

Hoy triunfas sobre los demás con contundente

presencia;

Hoy pisas a prójimos y rivales con exultante

persistencia;

hoy sonríes y alardeas

mientras

tus viejas palabras

hierven en mi memoria.

 

Triste es la experiencia

de comprobar cómo los buenos propósitos

de juventud

caen en el olvido de la existencia,

yacen en el fondo más miserable

del depósito

de cadáveres mentales

de cada uno de nosotros.

 

Escrito a partir de Ayer decías que la apariencia no importaba (@elennaa_24)

@dondaniofficial

Imagen: Photo by Simon Matzinger on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: