Un comienzo suave y ligero

Un comienzo suave y ligero, como una pluma en el aire.

Pasa desapercibido el zumbido del viento

mientras las hojas del otoño ocre caen al suelo.

 

Paseo por las calles grises de la ciudad

pensando si esta piel que llevo me corresponde.

He cruzado el horizonte de mi niñez

sólo para descubrir que sigo mi camino

sola.

 

Y quizás por eso oigo el susurro de las nubes,

y veo el crujir de la madera bajo mis pies.

Puede que esta vez el cielo torne azul oscuro a tiempo,

que el ocaso de mis sueños no dure infinitamente.

 

Así, por lo menos, sabré renunciar

cuando aún hay esperanza de volver a empezar.

Así, espero, no tendré que volver a probar

el amargo sabor de la frustración.

 

Bajo este naranja infinito, sólo deseo

que quien mire desde el cielo

se apiade de esta pobre pecadora

que lleva en su alma el peso de la derrota.

 

@elennaa_24

Facebook: Elena Solé

Foto: Ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: