Avisto la caída con mi vientre

Avisto la caída con mi vientre,

el vacío de la duda en mis entrañas.

¿Dónde culminará mi osadía?

Pregunto a mi corazón, que galopa.

Siento la impotencia de mi piel

que no percibe más que hacia dentro.

El vacío, cual caverna, y en sus ecos

se escucha el trotar de aquel, más sereno.

Como si algo bombease, como si llamara a una puerta.

La cabeza oye un tac, y un tic, y se abre.

Los ojos perciben el abismo, la boca seca muerde el aire.

Los puños, prisioneros, se liberan de sus propios dedos.

Y aúllo con mi pecho, y entono mi saeta.

Quema de mi fuero el oxígeno,

y lo convierte en trueno.

Que teman los espejismos.

Que sea lo que tenga que ser.

Pues ya siento, ya entiendo,

ya quiero, ya puedo.

(Joder)

 

 

@mdagua (IG) y JuanMa Sánchez-Ortiz Álvarez (Fb).

Ilustración: @indicacarmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: