LA CAJITA DE MÚSICA

Érase una vez

una cajita de música,

de al menos noventa años.

Se veía vieja y usada,

con los bordes desgastados,

y a punto para el anticuario.

 

Su único cajón no se abría,

había perdido el color,

y ya no sonaba

su antaño dulce melodía.

 

Cuando decidieron librarse de ella.

la niña de la familia se negó,

cogió la caja y con enfado,

se la llevó a su habitación.

 

Consiguió arreglar su mecanismo,

la puso encima de la mesa,

y con anhelo, le dio cuerda.

 

Comenzó la primera canción,

la música melancólica de la cajita,

parecía salir de un corazón,

contando la historia de su vida.

 

Después de varias semanas,

la cajita dejó de sonar,

y cuando en vano la intentó arreglar,

se abrió su único cajón.

Estaba lleno de joyas,

de alto precio y valor,

entonces la niña se dio cuenta,

y con pena lo cerró.

 

¿Qué son unas cuántas monedas,

para una triste nieta

que no ha terminado de oír

todas las historias de su abuela?

 

Poema: Cris R.

Imagen: ídem

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: