Puedo pasear por este páramo desolado 

Puedo pasear por este páramo desolado

y contaros mil y una historias.

 

Hablar, por ejemplo, de la naturaleza

desordenada, vivaz y luchadora.

Del olor a vida, de la sensación de vivo.

Poder acariciar las hebras doradas

del trigo y de la paja,

que danzan alegremente con la brisa de la mañana.

 

De repente, un mugido

que a saber de dónde ha venido

y que se mezcla con el seco sonido

de la hojarasca.

 

El viento me sabotea, y hace volar mis páginas

mientras el cardo marca mi piel con la punta

de su lanza.

 

El crujir de un veterano caído marca el fin de la senda,

que si el buen tiempo da cosecha

la mañana sólo empieza.

 

@elennaa_24

Facebook: Elena Solé

Foto: Ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: