Narciso, me bajo a bailar

Cada día al levantarme veo junto a mi cama un narciso; un ramo de bellas flores mientras yo, solo e indeciso, me contento con ser la sombra triste de mí mismo. Me veo en el espejo y me enamora mi reflejo afable y juguetón, lleno de inocencia; pero huyo en cuanto empiezan a aparecer, en... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑