Éxtasis inmisericorde

Recuerdo los viajes a Galicia en coche. Mi hermano fingiendo dormir mientras mi madre miraba por la ventana, entretenida por el paisaje de la árida meseta castellana. Papá apretando la boca, conteniendo los resoplidos; cuando ponía el intermitente movía las aletas de la nariz hasta que conseguía situarse en el carril correcto. Yo, me miraba... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑