A veces el desierto de mi alma

A veces el desierto de mi alma se llena de vida en el reflejo de un río. Colmado de vida se muestra un recuerdo de un campo que alguna vez albergó la alegría.   Las largas primaveras con tulipanes y los hermosos otoños de granadas, fueron de pronto borrados por el invierno llenando de fría... Leer más →

SU REFLEJO

Casa por casa, en el buzón deja, las fotos tomadas con su cámara vieja. Y en la calle a los que pasean, les regala una de estas, tan preciadas muestras.   En tales fotografías sólo aparece ella, la misma que las reparte, pues quiere que todos la vean. Su cara es la protagonista, dice ser... Leer más →

Hoy no estoy poética

Hoy no estoy poética.  Hoy a mi narcisista corazón solo llega sangre de la normalucha, no de esa llena de mariposas.  Hoy mis neuronas hacen transmisiones nerviosas, pero no están inquietas.  Si hoy busco mi reflejo en un espejo, solo veo un rostro cualquiera. Poco más de metro cincuenta, todo instantes que a menudo no... Leer más →

To Narcissus

I can’t see why you Drowning seems a Lesson learned From your tale. To me, you're Nothing short Of a hero who Died for the noblest of causes. You seem to me no less than a Romeo in the Least pathetic Sense of the name, It’s simply that your story Makes more sense, You died... Leer más →

Yo, sin saberlo, soy yo

Céntrome en la galaxia de mi ser. El cosmos como manto nevado y yermo. La vida una flor en el desierto intentando expandirse por doquier. La pena una bolsa de talentos. La muerte, una moneda, para un tuerto. La felicidad, un bonito momento. La realidad, una ilusión, una canción desesperada, un rezo. Yo, sin saberlo,... Leer más →

Y tú, ¿qué miras?

Con filtro sobre la cara de patán, en modo holgazán, en plan haragán, adornos de tulipán, fastos de champán, en cada foto de Instagram.   Y tú, ¿qué miras cuando por más “laiks” suspiras?   Jamás nada que trasluzca tristeza, depresión, ira o preocupación. solo falsas muecas de viveza, de postureo hondas mentiras.   Y... Leer más →

Llámame por mi nombre que me sienta querida

Llámame por mi nombre que me sienta querida. Me siento, querida.   No, Marta, no. Por mi nombre. Llámame Angustias, Soledad, Sor-María o Debora-noches. Llámame lo que quieras, pero no me mires con ojos que no son míos. Que me llame la simetría del reflejo cuando me miro, como una nube. Un vacío. Llámame mejor... Leer más →

Contradictoria tentación 

Contradictoria tentación  como es -negra sombra y colorida explosión-, luchan en mi interior  el abismo y la pasión.    Contradictoria tentación como es tener  un corazón dividido en dos mitades opuestas. El no querer querer por no querer caer.  Y el no poder resistir  el dulce elixir.   Imperfecto, retumba.  Me tienta a caer, a ahogarme en... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑