Prometí

Prometí que no volvería a caer en el mismo juego. Pero, ¿de qué sirven las promesas si cuanto más esfuerzo pones en evitar algo más veces se cruzará por tu mente? Por eso decidí dejarlo estar. La partida iba bien. O eso parecía. Hasta que llegaste tú. Pasaste de ser una sombra más a querer... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑