Quién pudiera tenerte

Quién pudiera tenerte, rozarte con las yemas de los dedos sutilmente, a la luz del alba.   Besar con labios húmedos el velo cristalino y desnudo de tu cuerpo, dejando un rastro de pasión y ternura que se desprenden de mi aliento.   Quién se atreviera a arrancar de golpe tus ropajes; esos tejidos finos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑