No me arrepiento

No me arrepiento de cada mordisco que le pegué a la maldita manzana, aún cuando descubro en tus labios de escarlata la encarnación del mismo fruto del pecado. Como una urraca deseo mirarte a los ojos, brillantes como piedras iridiscentes recién vomitadas por este volcán de lujuria en que me conviertes, loco por volver a verte. Me tientas por cosas que no puedo decir, aunque facebook no las censure por no ser de mujer; me tienta tu carisma, tu sonrisa, quiero perderme en una conversación contigo y no encuentro el valor para empezar a hablar; me siento presa de un hechizo de silencio y temo convertirme en espuma de mar

 

CC-By-Sa 4.0 Pablo Marcos 

 

Título: ‘David’ by Michelangelo
Licencia: CC-By-Sa 3.0 Unported
Autor: Jörg Bittner Unna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: