El dulce caer

Si ante los cielos me presento

con mi larga carrera de pecados y mentiras

de farsas y tropelías, de maldad, de perfidia,

no hay culpa en mí, jamás arrepentido,

ni crimen que achacarme.

Solo me dejé llevar, arrastrar

por el dulce caer en la tentación.

 

Así, mentí, delinquí,

robé, forcé, maté,

viví y sonreí,

gocé y disfruté…

y nunca me descubrí.

 

Pero no penséis ni imaginéis

que eso que sentís es

rabia o indignación;

solo es envidia,

frustración ante vuestra cobardía,

tortuosa admiración ante el arrojo ajeno.

 

Cuando a los cielos me arrastre la muerte

no habrá penas ni castigos,

solo cien medallas, mil premios,

porque yo sí entendí

que vivir es dejarse llevar

por el dulce caer en la tentación.

 

Lucas Carnal

Foto: Photo by Joel Filipe on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: