Por fin, la Primavera

Esta primavera me noto renacer, salvaje como un minotauro, fuerte como la insignificante semilla de mostaza, duro como un diente de león que crece donde puede, pero ligero como un vilano al desplegar las alas. Noto la sangre desbocarse en mis venas como los caballos de Nemea, henchido de poder como Sauron con su anillo,... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑