Primavera

Ella, inocente, caminaba en la pradera,
Recogiendo las más bellas flores que viera.

Entre risas y alboroto con amigas disfrutaba,
Cuando le pareció ver un lirio que brillaba.

Cegada por su belleza y olor a éste se acercó,
Y, en dicho instante, él bruscamente apareció.

La arrancó de la tierra, como ella quiso hacer con la flor;
Llevándola al inframundo, lejos de todo fulgor.

Su madre desesperada la buscaba,
Acudiendo a Zeus para hallar donde se encontraba.

Ella prisionera, no enamorada;
A casarse con él estaba forzada.

Alguna solución debían encontrar;
Entonces, Zeus y Hades llegaron a pactar.

“Medio año con su madre sobre la tierra;
Medio año con su marido bajo la tierra.”

Perséfone, así, dedicaría su vida entera,
Año tras año, a traernos la primavera.

 

Cristina Maudo Asuar

Foto: María Paula Montagut Torrado

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: