Eclipse de voluntad

Una vez lo tuve todo. La quería. Ella a mí. Todo lo perdí. Mi culpa.

Eclipse de voluntad.

Fui un necio. Ella se fue de vacaciones. Solo, aislado, se cruzó OTRA en mi camino (¡qué triste es caer en un tópico tan manido!).

Me dejé llevar por la situación. Por supuesto, le eché la culpa al alcohol. ¡Qué manido, qué triste!

Ella se enteró. Su dolor lo compartió conmigo.

Eclipse de voluntad.

Me quedé solo, aislado. Un ser inmundo, por siempre marchito, incapaz para el amor.

Mi tragedia es convivir con el recuerdo de mi estupidez.

Ha pasado más de cuarto de siglo… y aún no soy capaz de plasmarlo en poesía.

Solo, aislado…

¿Eclipse de voluntad?

 

@dondaniofficial

Imagen: Ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: