Espuma de mar

¿Qué somos sino una volátil brisa que se enrolla, bailarina, entre las ramas espinadas del olvido?

¿Qué es la vida, sino un fastuoso juego de la oca, donde al que más cambie más le toca, y quien no evoluciona muere o abandona?

¿Qué soy yo sino una catedral de cristal, que tiembla cada vez que siente llegar el último quejumbroso susurro de un corazón roto, un templo de paredes desnudas e interior marchito cuyos muros de carga no quieren sino yacer en ruinas?

¿Qué es eso de la coherencia, si tú también cambiarías tus cimientos por veinte monedas de plata? ¿Qué significa la estabilidad si este verso se convierte en espuma de mar en cuanto sale de tus labios?

 

CC-By-Sa 4.0 Pablo Marcos

Foto: Photo by James Eades on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: