El cielo con los dedos

Estoy tocando el cielo con los dedos.

Respiro los graznidos de las gaviotas.

Siento el suave tacto del paso del tiempo

y me derrito entre tres o cuatro notas.

 

Apenas tomo conciencia del momento,

pues mis sentidos se van aletargando

y se dejan acunar entre el gorjeo

de las nubes y el calor que me están dando.

 

El cuerpo ya no pesa y mis miembros flotan.

En mi rostro se instaura una sonrisa:

me quedo donde el cielo y el mar se tocan,

donde nadie tiene recelo ni prisa.

 

Que venga a buscarme quien así lo quiera,

no sé ni yo si lo reconoceré.

Aquí donde todo acaba y empieza,

donde empiezo lo que nunca acabaré.

 

 

@patxiforonda

Foto:  @pausaes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: