¡Qué rápido ha pasado todo!

¡Qué rápido ha pasado todo!

Un suspiro, fugaz, delicado,

una breve ráfaga de momentos,

urgencias y desencuentros.

Y todo, ¿ha servido de algo?

Se pregunta el individuo

mientras sigue corriendo el reloj

en la triunfal marcha hacia la parca.

 

El tiempo nos adelanta,

paso a paso, imperturbable,

cual provecto pensador jubilado,

ajeno a nuestras cuitas y desmanes.

Tras el paso del tiempo nada queda

salvo los sueños rotos,

las migas del pan devorado

y el espectro de la memoria.

 

Poco importa, entonces,

si el algo sirvió o no de ídem.

 

“Tan solo la consciencia de la existencia nos iluminará mínimamente el camino”, Coucheau.

 

@dondaniofficial

Foto: Ídem

Un comentario sobre “¡Qué rápido ha pasado todo!

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: