Comparecen mil oídos

Comparecen mil oídos en el auditorio de tu alma. Sonrientes, centrados o abstraídos, escuchan las tres notas del inicio.   Repiten con calma melodías que conocen: crecendos, mezzofortes y picados, saltos de octava, disonancias y segundas aumentadas.   Pero aún no reconocen la nota que sostiene un preludio a resolver.   Rueda y rueda sube y... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑