RUBATO

Juraste que no cambiarías nunca nada de mí. Dijiste que si te gustaba era por ser como soy.   Pero delante de todo el mundo, en el estreno, has demostrado que no me tienes respeto interpretándome a tu antojo. Ególatra. Narcisista.   Ni siquiera ha sido capaz de respetar mi tempo, invocando tu libertad para... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑