¿Aguna vez te ha pesado el tiempo?

¿Aguna vez te ha pesado el tiempo?   Llegamos al mundo, nos aseguran que podemos: ganar, perder, malgastar, matar el tiempo.   Pobre, idea tomada demasiado en serio, idea que quiere jugar, idea que manipulamos y que algún día se cansará.   Me pregunté: ¿prefiero un tiempo lento y pesado o rápido y leve? Entonces... Leer más →

Son las doce en el viejo reloj de oro

Son las doce en el viejo reloj de oro. Vestida de gala y ornato, se pavonea entre bailes la alta sociedad. Purpurina, lentejuelas, plumas; Oh la lá!, si levantan las piernas las chicas del cabaret. Risas, champán, amor, qué bien, mon dieu. La noche es joven, y nosotros, también. Son las seis en el viejo... Leer más →

¡Qué rápido ha pasado todo!

¡Qué rápido ha pasado todo! Un suspiro, fugaz, delicado, una breve ráfaga de momentos, urgencias y desencuentros. Y todo, ¿ha servido de algo? Se pregunta el individuo mientras sigue corriendo el reloj en la triunfal marcha hacia la parca.   El tiempo nos adelanta, paso a paso, imperturbable, cual provecto pensador jubilado, ajeno a nuestras... Leer más →

La mayor de las enfermedades

Hoy se conoce la mayor y más letal de las enfermedades. Todo lo termina atrapando su vórtice. Los más temerosos de ella son las personas. Desaparecen si pestañeas más despacio de la cuenta. Y con ellas, sus recuerdos; y con sus recuerdos, penas, reticencias, rencores y rencillas, y todos los miedos se esfuman al unísono.... Leer más →

Reloj

Para, por favor, para. No soporto cuando me lo das, Y luego te lo llevas…   Para, por favor, para. Déjame disfrutarlo un poco más...   Para, por favor, para, Cuando la pena me embriaga, Te haces más presente; Pero en “la” éxtasis más alta, te vuelves ausente...   Para, por favor, para. Deja de... Leer más →

En apenas unos segundos

En apenas unos segundos pueden pasar muchas cosas. Escuchar la sintonía de una nueva canción, que las palabras broten de tu boca sin pausa, parpadear, abrir la jaula de ese pájaro, tu sonrisa, o dar un paso hacia delante.   Sí, segundos, momentos, son aquellos que refleja aquel reloj al que nadie hace mucho caso.... Leer más →

El reloj del abuelo

Después de tanto tiempo estamos todos aquí sentados. El obituario de una familia, ninguno de negro porque ya somos muy modernos para esas cosas y para qué vamos a mostrar respeto por alguien que está muerto. Tiene los ojos llenos de tierra, como si nos fuera a ver. Tampoco diría nada, el abuelo siempre fue... Leer más →

Si me tendieses

Si me tendieses de nuevo una trampa, volvería a caer. Me tiraría de cabeza, como un jabalí herido, con el corazón por delante como un corredor de carreras intoxicado de colacao. Quiero volver a ti, a deshojar, a rubato, los pétalos de la flor que no cambia y a ver brillar el color que más... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑