Admiro cuando hueles en mis gestos

Admiro cuando hueles en mis gestos

los amagos de ayuda

y solo queda una sonrisa agradecida

rebuscándote en los restos.

 

Es ese imperceptible cambio de tono,

esa expresión característica que me alarma.

Para preguntar lo mismo tenías mejores palabras,

pero mejor ser preciso que cuidadoso.

Ha cambiado el protocolo,

el motivo de consulta ya no será el mismo que el de traslado.

Una conversación dirigida salvará más vidas

que una cura aséptica.

 

No hay director que dirija esta orquesta.

Llevando una melodía partida,

no soy más que un chelo que confunde al público.

Y, uno a uno, a los asistentes deforestas

quedándote solo en una anamnesis paciente,

mientras curo una simple herida

de un individuo que aún no es consciente

de que está recibiendo una terapia sencilla.

 

Adoro cuando tu experiencia y mis conocimientos

se encuentran en miradas preventivas,

cuando respuestas y miradas

se pisan en preguntas precavidas.

Quiero seguir siendo complemento de tu seguridad,

recorrer cada uno de los pasos de tu crecimiento.

Y cuando sea violinista primero

tocar para hacerte brillar.

 

@GobeLlorente

Foto: Ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: