El primer recuerdo que atesoro

El primer recuerdo que atesoro

trata de una escena noventera,

de un niño de dos años y poco

y su madre saliendo de cuentas.

 

El segundo acto es sostenerte,

temeroso y algo fascinado,

entre dos padres sonrientes

porque yo te llamaba “potato”.

 

Han pasado ya unos cuantos años,

de hecho, ampliamos el dúo,

y sé que cada vez que me apago

tengo en el pecho un lugar seguro.

 

Un refugio tal vez incompleto,

pues le faltan dos de tres mitades,

pero lo veo bien cuando pienso

que al tenerlas no vais a olvidarme.

 

Donde el cielo y el mar se tocan,

allí donde nadie tiene prisa,

se escucha cantar a las gaviotas

que esto va más allá de la vida.

@patxiforonda

Foto: Ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: