A vosotros, hermanos

Tú, que me amas y escuchas,

consideras, hablas y acompañas,

que me mimas y me cuidas.

Tú, que me dedicas adjetivos

exagerados, inexactos, inmerecidos,

desproporcionados,

eres mi hermano.

 

Tú, el otro, que me odias y desprecias,

o, simplemente, me ignoras,

que no me escuchas.

Tú, al que no importo,

que me dedicas adjetivos

exagerados, inexactos, inmerecidos,

desproporcionados,

eres mi hermano.

 

Vosotros, los demás, que no me conocéis,

que en vuestro camino no podéis escucharme

ni dedicarme adjetivos,

sois mis hermanos.

 

En la salud y la enfermedad,

en la riqueza y la pobreza,

en la fraternidad o la sororidad,

en lo sucesivo y en el etcétera,

somos, todos, hermanos.

 

En plata: para bien o para mal,

aunque cueste, duela o mate,

colega, pana, compa, cuate,

estaremos, siempre, en el mismo barco.

 

@dondaniofficial

Foto: Photo by Tanya Nevidoma on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: