Se resbalan por el minutero

Se resbalan por el minutero los segundos en el reloj, chorreando como sangre cada instante de mi vida. Me mareo, me desmayo y chorreo yo también, lágrimas de bilis amarga y miedo. No quiero estar sólo, aunque estuviera peor contigo. El silencio está lleno de voces afónicas que me gritan que me calle, que me comporte. Vivo en una prisión donde el viento se niega a transmitir mis palabras. Cuento los días como una penitencia mientras espero al príncipe azul que me saque de mi torre, y, como no baje yo solito, voy a acabar convertido en espuma de mar.

 

CC-By-Sa 4.0 Pablo Marcos (https://pixelfed.social/pablomarcos)

Cuadro: Edvard Munch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: