Al golpear el canto de la taza

Al golpear el canto de la taza, unas hondas abrieron un boquete en la superficie del té.

Me asomé y por un impulso sísmico, se balancearon unos barquitos de vela que agonizaron y se hundieron.

Comencé a jugar con el té. Vacié el azucarero dentro y mojé galletas Tosta Rica. Sus barcos se sumergían y los navegantes dormían bajo la glucosa. Removí muy rápido con una cucharilla de café y un remolino oscuro engulló a los últimos náufragos, que buscaban un pico sólido en las laderas beige.

Cuando terminé de reír, el té volvió a la calma como una alfombra.

Di unos segundos de margen y tiré el té por el fregadero.

Me fui a ver la televisión. Daban noticias de un tsunami en Indonesia.

 

Poema: @meydeyy

Foto: Ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: