El canto del Ave Fénix dijo

El canto del Ave Fénix dijo:

Sólo al desmoronar nuestros cimientos,

al deshacernos en arena de oasis,

podemos mirarnos a los ojos

y escuchar nuestro aliento de Fuego.

Después, tomamos cada una de las cenizas

depositadas en los recovecos más recónditos,

para volver a(l) ser,

para creer que volvemos a ser,

ahora con el poder de las ascuas

vibrando en cada poro de nuestra piel.

 

Fuego de Vida,

Fuego de muerte lejana,

Fuego de aire, que inunda los pulmones ansiosos.

Fuego que crea alas en los costados,

que amputa miedos,

que palpita en el pecho y quema en la garganta,

hasta que consigue morir naciendo.

Fuego verdadero, esencial;

vacuo, y por eso pleno.

 

Imagen y texto: Andrea Carrera (Facebook)

a.de.almendro (instagram)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: