Llegas tarde pero yo ya no te espero

Llegas tarde pero yo ya no te espero. Voy a imaginar que bajas corriendo por la Gran Vía, desesperada y sin aliento, esperas llegar a tiempo, aunque sepas que ya me he ido.   La realidad es que te has despertado en la cama de otra y te has desperezado, La curva de tu cuello... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑