Al viejo paso de cebra

Años ha, clara oscuridad,

cada mañana al acercarme

al viejo paso de cebra

mi destino cruzaba

con una mujer de feraz belleza.

Silencioso, cobarde,

pasaba junto a ella, cabizbajo,

deseando que el Acaso

nos reservase un encuentro

de amor desenfrenado.

 

Pasaron los meses

y ella cambió de rumbo

mientras yo caminaba

lento, solo, sin metas,

hacia el solaz de la nada.

 

Hoy, cada vez que cruzo

el viejo paso de cebra

recuerdo con nostalgia, cariño,

aquel estéril cruce de destinos,

otro más de los muchos

que fraguaron MI eterna, inmensa,

soledad.

@lievinbezujov

Foto: Photo by Ryoji Iwata on Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: