Un saltito, otro, y otro más

Un saltito, otro, y otro más.

Me libro de caer al vacío.

Mi abuela me mira enternecida.

Pobre, no es consciente del peligro.

 

“De aquí a Josber habrá kilómetros”.

– “Ya sabes, no vengas si no quieres”

– “Pero… es que si me vuelvo a casa,

te vas a equivocar de juguete”.

 

Con una sonrisa bordada en nácar,

y asumiendo un acuerdo tácito,

se adentra su corazón de oro

en la tienda de sueños de plástico.

 

El nuevo trofeo innecesario

luce de repente entre mis manos.

El pacto consiste en que sabemos

que mañana ya me habré cansado.

 

Pero para ella es suficiente

que sea feliz ese momento.

Y su victoria reside en ver

que al volver ya no salto lo negro.

@patxiforonda

Foto: Gorgeous Lady en Flickr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: