Efecto Pigmalión

Levántate,
mírame a los ojos.
Sabes que así nunca te miento.
Contra ti,
no hay hechizos, ni fábulas, ni juramentos
Lo único que, en verdad,
te come, te agarra y te arrolla por dentro,
son tus propios pensamientos.

Porque No hay dolor sin los ojos abiertos.
Porque no hay derecho sin izquierdo.
Ni oídos sin sonidos,
ni vida sin aliento.

Porque No existen los besos sin cuatro labios,
ni escaleras sin peldaños,
ni amaños en el tiempo.

Levántate
y deshazte del fango,
ese fango que mancha tu mente,
y piensa en no pensar que piensas.
Es el truco inteligente para no hacerte daño.

Ig: @javiermusicgil
Foto Javier Gil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: