Tú, que me forjas

Tú, que me forjas

de alma inocente.

Tú, que me moldeas

de sueños dormidos.

 

Maestro que enseñas

a mis pensamientos.

Calor que convierte

mi pétreo corazón.

Amor que alienta

el espíritu.

 

Así fui concebido,

pero de esta manera…

He surgido.

@raudo25

Foto: ídem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: