Filantropía

Déjame quererte aunque me des la espalda, aunque a veces te encuentre con las manos manchadas.   Déjame quererte aunque ni tú te quieras, y acortes la espera hacia un mundo inerte.   Déjame quererte como yo te quiera, a veces sí, a veces no, y a veces ni siquiera.   Déjalo en mi mano... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑