Santa María de Gracia

Me ha despertado una china en la ventana y la sonrisa de Mario contemplándome. Hay dos vecinas que tienden la colada y el rumor sutil del tiempo entre los árboles. Somos una historia de plazas y calles, de pegarnos al no saber qué decir; la historia que vivieron nuestras madres, los sueños que vinieron desde... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑