Sácame

Sácame, como hiciste de la tranquilidad aplastante. Del silencio ensordecedor lleno de monstruos. De alucinaciones perdidas en una realidad valiente y bien iluminada.   Sácame de la más temible de las oscuridades: la de las repetibles experiencias pasadas. Del fin de la comunicación, de no volver a ver la luz del sol, ni el rostro... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑