Miedo

Treinta y seis grados. Encerrado, en el espacio. Negro, todo negro tan oscuro, tan despacio. Nueve meses, ahí metido, húmedo, ningún ruido. Solo, siempre solo, solo escucho mis latidos. Mil preguntas me acuchillan me chillan y sacan punta. Una luz, un incendio, una lágrima, un silencio. Una voz que me susurra, Sobre el oído derecho:... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑