Ese monstruo de ojos amarillos

Ese monstruo de ojos amarillos que habita en mi baño. Me observa desde su oscuridad y desaparece con la luz.   Caminando por el pasillo con la mirada al frente, manos temblorosas, respiración pesada.   Evitando contacto alguno, sin darle a entender que soy una amenaza, sin suspirar, sin hablar, sin opinar, dejando de existir... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑