Por un pasillo infinito

Por un pasillo infinito avanzas y al fondo, reconoces una sonrisa antes que la persona que oculta. Con vergüenza, buscas el semblante perfecto para lanzar contra esa sonrisa una mirada, y articular un saludo que resuma el sabor de la emoción, una elocuencia afilada, tu corazón, tu boca seca y tu vista nublada.

En esto piensas y cuando adelantas a la otra figura, inmóvil, antes de tú engendrar palabra, el tirasoga de dos corazones, el tiempo muerto, tu juicio sesgado, tu coraje despierto, la épica de las ficciones, y el sonido del mar en caracola quedan dichos al tiempo que a tu pensamiento le responde un “hola”.

Eso es una coincidencia. Aunque tú, necio del pasillo, quizá lo llames amor.

 

Anónimo

Foto:  Hotel corridor by service53

https://ccsearch.creativecommons.org/?search=Corridor&page=1&search_fields=title&search_fields=creator&search_fields=tags&per_page=20&work_types=photos&providers=500px&providers=flickr&work_types=cultural&providers=europeana&providers=met&providers=nypl&providers=rijksmuseum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: