(Sin título)

Por dios bendito, Plutón… ¿cómo se te ocurrió? Te dejaste engañar por una niña de once años. Mira que eres pretencioso, hijo de Saturno y Ops.   Perdiste tu condición divina para convertirte en... ¿planeta? El más triste, frío, insignificante, perdido y oscuro de todos. Y solo para demostrar tu arrogancia. Por sentirte,… ¿vivo?  ... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑