Cuando el viento siente la cabeza

Cuando el viento siente la cabeza cerraré yo mi boca. Cuando no quede ya luz lucharé por encender una chispa. Como un tren desbocado destinado a caerse por un precipicio; como un loco, un gallito, un idiota, un simple monito. Pegajoso como el azúcar y amargo como el cianuro, tinta azul que corre por mis... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑